Una minúscula destilería en Perthshire es el hogar de Edradour, uno de las maltas más diferentes de Escocia. Elaborado de forma artesanal, los barriles de alta calidad y sus pequeños alambiques aseguran unos whiskies con notas dulces y rico sabor.