Calle 23 empieza con una cuidada selección de agave azul de la zona de Los Altos de Jalisco. Las piñas se cuecen durante unos 15 min, se extrae la fibra y los azúcares naturales y se deja fermentar. A continuación se destila y se deja madurar en barricas de whisky americano, 8 meses el reposado y 18 meses el añejo. Tequila Calle 23 destaca por su sabor, suave, limpio y vibrante. Perfectamente equilibrado con el toque justo de madera. Ideal para utilizarse en coctelería, uno de los preferidos de los bartenders de todo el mundo.